México y la solidaridad latinoamericana – Ángel Guerra Cabrera

cheEl 1º de diciembre nació en México el Movimiento Nuestra América, iniciativa de destacamentos sociales representativos del magisterio democrático, el movimiento urbano-popular, redes cristianas comprometidas con la justicia social y la solidaridad y organizaciones de latinoamericanos residentes. Con exergo de José Martí su manifiesto fundacional afirma que “es la hora del recuento y de la marcha unida y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes… para que no pase el gigante de las siete leguas” y declara la voluntad de sumar a la solidaridad con los pueblos de América Latina y el Caribe a todas las fuerzas populares y progresistas mexicanas porque “una sola es la lucha del río Bravo a la Patagonia”. Evoca la historia común emancipadora contra el colonialismo, el imperialismo y el capitalismo y el estímulo  del ejemplo de Cuba a la acción de los movimientos sociales contra las políticas neoliberales. Sigue leyendo

Anuncios

Movimiento de Solidaridad Nuestra América – Miguel Concha

CoexNAisten en América Latina y el Caribe dos dinámicas opuestas y contradictorias de la mundialización. Una, la impuesta con los llamados programas de ajuste estructural desde la década de los 70 por los organismos internacionales de crédito y financiamiento y las organizaciones mundiales de “libre comercio” y “cooperación para el desarrollo”, que socavan la democracia, incluso la liberal, y consideran a los derechos humanos como obstáculos a la dinámica expansiva, concentracionista y violenta del capital trasnacional. Y otra, protagonizada por los movimientos internacionales de resistencia y transformación del poder, que precisamente en nombre del hecho de que hoy el mundo es efectivamente global, hacen frente a una globalización que se ha convertido en la peor amenaza para la sostenibilidad de la humanidad y de la Tierra.

Con el propósito de responder a la desesperanza de la gente, y obligar al sistema mundial a reformular su estrategia injusta de acumulación de capital, estos movimientos promueven por el contrario una organización y un pensamiento crítico alternativos. Un ejemplo de esto es el Movimiento de Solidaridad Nuestra América (MNA), cuyo acto fundacional en México tendrá lugar el próximo lunes a las 18:30 horas en el Club de Periodistas, ubicado en el Centro Histórico de esta ciudad.

Sigue leyendo

Manifiesto Fundacional

manifiesto

 

Los pueblos de América Latina y el Caribe –Nuestra América-, en su diversidad étnica, lingüística y cultural, y su común historia, son herederos de un rico y secular caudal de rebeliones contra el dominio colonial e imperialista, y contra la explotación del gran capital.

Estos pueblos han protagonizado procesos de lucha en las últimas dos décadas de los cuáles surgieron combativos movimientos de resistencia y cambio social de variados contenidos democráticos, nacional-populares, anticapitalistas y antiimperialistas. Han construido poder popular y propiciado la aparición de un conjunto creciente de gobiernos más independientes de la órbita de Estados Unidos, cuyos dirigentes son sensibles a las necesidades de las mayorías e interesados en la unidad e integración continental.

En medio de la noche neoliberal y de la penuria material, de un acoso inédito y el escepticismo de muchos, Cuba mantuvo en alto las banderas de la rebeldía y hoy profundiza su proyecto socialista, en un rico debate en el seno de la revolución y un fértil y sólido bagaje ideológico para la batalla de las ideas a que convocara Fidel.

Sigue leyendo

LA CÁTEDRA POPULAR NUESTROAMERICANA

Las Cásurtedras Populares Nuestroamericanas son una iniciativa pedagógica del Movimiento de Solidaridad Nuestra América que busca generar espacios de reflexión y diálogo sobre nuestra identidad, nuestras experiencias de lucha, construcción de utopías y nuestro proyecto emancipador.

Con ellas se pretende acercar a diversos actores políticos y sociales del continente para fortalecer la unidad latinoamericana desde nuestro espacio físico, México, hacia el resto de Nuestra América bajo la idea de reforzar los puentes entre las luchas de los pueblos y crear esos puentes donde aún no existen.

Las Cátedras nacen con el propósito de jugar un papel activo en la batalla de las ideas; como tal, se niegan a ser espacios para la simple acumulación individual de conocimiento, por ello la importancia de que sean los actores políticos de nuestros países los que las construyan. Sigue leyendo