Repsol: expropiación y vergüenza

No que el respeto al derecho ajeno es la paz…. ?  dónde quedó?:

Editorial de LA JORNADA

Repsol: expropiación y vergüenza

El titular del Ejecutivo federal, Felipe Calderón Hincalificó ayer de “muy poco responsable y muy poco racional”” la
decisión de la presidenta argentina, Cristina Fernández de
Kirchner, de enviar al Congreso de su país un proyecto de ley de
expropiación de la empresa petrolera YPF, filial de la
transnacional de origen español Repsol, en un esquema que
distribuye la propiedad de la compañía en 51 por ciento para el
gobierno federal y el 49 por ciento restante para las provincias
productoras de hidrocarburos.

Con esas palabras altisonantes, contrarias a los usos
diplomáticos y notoriamente improcedentes, el político mexicano
da un paso más en sus expresiones de malestar ante la actitud
soberana del gobierno de Buenos Aires en su confrontación con
Repsol. Ya en días pasados, en territorio argentino, y con el
evidente telón de fondo de la pugna entre el país anfitrión y la
transnacional referida, Calderón había arremetido contra el
““intervencionismo estatal”” y ““las expropiaciones”” que han
tenido lugar en diversas naciones del continente.

No debiera omitirse el dato de que el presidente español, Mariano
Rajoy, y otros integrantes de su gobierno –que actúa más como
defensor de los intereses empresariales que como representante de
todos los españoles–, han montado en cólera por el ejercicio de
soberanía efectuado por Argentina y que, como parte de sus
acciones para impedir la expropiación, pidieron a Calderón
Hinojosa que interviniera en el conflicto.

Otro aspecto que debe mencionarse es el sostenido apoyo que la
administración calderonista ha brindado, en forma difícilmente
explicable, a la transnacional energética: el actual gobierno
federal mexicano le ha otorgado contratos multimillonarios que
resultan lesivos para el interés nacional, le ha dado múltiples
concesiones para la explotación petrolera, en contravención de
los términos del artículo 27 constitucional; ha involucrado a la
Comisión Federal de Electricidad (CFE) en adquisiciones masivas
de electricidad producida por esa y otras corporaciones
extranjeras, en detrimento de los consumidores, y recientemente
comprometió a Pemex en la adquisición de paquetes accionarios de
Repsol, adquisición que tuvo visos de ser una suerte de
““rescate”” de la empresa, y que generó pérdidas considerables
para el erario mexicano.

A la espera de conocer los compromisos ocultos –porque no están a
la vista– que haya contraído el calderonismo con Repsol, y que
han llevado a la actual administración federal de México a
comportarse como su defensora oficiosa y su gran benefactora, es
importante señalar que la decisión tomada por la Casa Rosada es
una acción acorde con las necesidades de desarrollo del país
austral, una aplicación legal y legítima del principio de
soberanía y una decisión responsable, en la medida en que la
filial argentina de Repsol había venido disiminuyendo año con año
su producción de gas y petróleo y había forzado al país a
realizar importaciones crecientes, que el año pasado ascendieron
a más de nueve mil millones de dólares.

Con esas consideraciones en mente, es deplorable y vergonzoso que
el gobierno mexicano, en vez de comportarse en forma solidaria
con una nación hermana, haya optado por alinearse con el capital
transnacional, haya transgredido las formas y las maneras de la
diplomacia y se arriesgue incluso a provocar un incidente
diplomático con tal de cuidar los intereses de un corporativo que
tantas pérdidas ha causado a las finanzas públicas de México.
RAYUELA

¿Y que pinta México en el conflicto argentino-español? ¿Qué no
tenemos problemas domésticos que resolver?
—————————
Guillermo C. Cohen-DeGovia

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s